Featured Image

3 minuto leído f

¿Qué es un corte de digestión?

Cuando llega el verano, los niños esperan ansiosos los momentos de diversión en el agua, ya sea en piscinas, ríos o playas. Sin embargo, es crucial estar informados sobre un riesgo común asociado con estos entornos acuáticos: la hidrocución, a menudo referida erróneamente como "corte de digestión". Este término puede llevar a confusiones, ya que el peligro no proviene de la digestión en sí, sino de la reacción del cuerpo al contacto con agua fría.

¿Qué es la hidrocución?

La hidrocución ocurre cuando hay un cambio brusco en la temperatura corporal al entrar en contacto con agua fría, provocando que los vasos sanguíneos de la piel se contraigan rápidamente. Esto puede causar una disminución del flujo sanguíneo al corazón y otros órganos vitales, resultando en síntomas como mareos, náuseas, o incluso en casos graves, desmayos o paro cardíaco.

BANNERBLOG003

¿Cuál es su relación con la digestión?

digestion_2

Cuando comemos, nuestro cuerpo envía más sangre al estómago e intestinos para ayudar a descomponer la comida. Esto significa que hay menos sangre disponible para otros órganos. Si un niño se mete de golpe en agua fría mientras su cuerpo está digiriendo, este cambio brusco de temperatura puede ser más difícil de manejar porque el cuerpo ya está trabajando bastante en la digestión. Esto puede hacer que los efectos de la hidrocución sean más severos, porque el cuerpo está tratando de lidiar con dos cosas demandantes al mismo tiempo.

Factores que pueden desencadenar la hidrocución

  • Bañarse después de comer: Aunque comer por sí solo no causa hidrocución, hacerlo en grandes cantidades justo antes de nadar pone a prueba la capacidad del cuerpo para manejar dos procesos fisiológicos demandantes simultáneamente: la digestión y la regulación térmica.

  • Exposición prolongada al sol: Pasar mucho tiempo al sol puede elevar la temperatura corporal. Si un niño se sumerge en agua fría mientras está sobrecalentado, el contraste extremo puede desencadenar una reacción vasovagal.

  • Ejercicio intenso: Similar a la exposición al sol, el ejercicio intenso eleva la temperatura corporal y el metabolismo. Sumergirse en agua fría inmediatamente después puede ser un choque para el sistema circulatorio.

  • Bañarse con agua caliente: Tomar un baño caliente y luego entrar en una piscina fría también puede provocar hidrocución debido al rápido cambio de temperaturas que el cuerpo debe gestionar.

¿Cómo evitar el 'corte de digestión'?

digestion_3


Evitar la hidrocución, más conocida popularmente como "corte de digestión", es fundamental para garantizar una experiencia segura en el agua, especialmente para los niños. A continuación, se detallan algunos consejos clave para prevenir este fenómeno:

1.    Entrando al agua poco a poco: Acostumbra al cuerpo a la temperatura del agua gradualmente. Comienza mojando los pies y las piernas antes de sumergir completamente el cuerpo. Esto permite que el sistema circulatorio se ajuste de manera progresiva, reduciendo el riesgo de un shock térmico.

2.    No realizar comidas copiosas antes de bañarse: Evita que los niños consuman alimentos pesados o en grandes cantidades justo antes de nadar. Una comida pesada pone mayor demanda en el sistema digestivo, y si se combina con un baño inmediato, puede aumentar el riesgo de hidrocución. Opta por snacks ligeros o espera un tiempo prudencial antes de permitir que los niños entren al agua.

3.    Evitar cambios bruscos de temperatura: Tras estar expuestos al sol durante largos periodos, es importante no sumergirse directamente en agua muy fría. De igual manera, evitar pasar de un ambiente cálido o de hacer ejercicio intenso a un baño en agua fría sin un periodo intermedio de enfriamiento.

4.    Hidratación constante: Mantenerse bien hidratado es crucial, especialmente en días calurosos. La hidratación adecuada ayuda a regular la temperatura corporal y mejora la función cardiovascular, lo que puede ayudar a mitigar los efectos del shock térmico cuando se entra en agua fría.

5.    No hacer ejercicio intenso después de las comidas: Realizar actividades físicas extenuantes inmediatamente después de comer puede dificultar el proceso digestivo y aumentar el riesgo de hidrocución si se decide nadar justo después. Es mejor permitir que el cuerpo digiera adecuadamente antes de cualquier actividad intensa.

6.    No beber líquidos fríos después del ejercicio intenso: Consumir bebidas muy frías después de hacer ejercicio puede causar un shock térmico interno, especialmente cuando el cuerpo aún está caliente y tratando de enfriarse. Prefiere líquidos a una temperatura más moderada para ayudar al cuerpo a recuperarse gradualmente del esfuerzo físico.

Adoptando estas prácticas, puedes ayudar a los niños a disfrutar de actividades acuáticas de forma más segura, evitando el riesgo asociado con la hidrocución y garantizando que su tiempo en el agua sea tan divertido como beneficioso.

ES052024-post4

Fecha de revisión: 13/05/2024

 
Referencias:

  1. ¡Corte de digestión: mito o realidad [Internet]. Lucía, mi pediatra. [Último acceso: 14/05/2024]. Disponible en: https://www.luciamipediatra.com/corte-de-digestion-mito-o-realidad/
  2. 4 causas de corte de digestión en los niños [Internet]. Guía Infantil. [Último acceso: 09/05/2024]. Disponible en: https://www.guiainfantil.com/salud/4-causas-de-corte-de-digestion-en-los-ninos/

Artículos relacionados

"Lombrices intestinales" en niños. ¿Cómo tratarlas?

Las lombrices intestinales, también conocidas como oxiuros o enterobiasis, son parásitos que pueden infestar el intestino de los niños, causando...

Leer más

¿Qué es un corte de digestión?

Cuando llega el verano, los niños esperan ansiosos los momentos de diversión en el agua, ya sea en piscinas, ríos o playas. Sin embargo, es crucial...

Leer más

Cómo evitar los trastornos digestivos en niños en verano

Con el verano llegan las esperadas vacaciones y, con ellas, un aumento en las actividades fuera del hogar que inevitablemente modifica nuestros...

Leer más
BLOG_PORT

Subscrever o nosso blogue